Martes  25 de julio  de 2017  6:37 am
Sofía Vergara

Desde 2014, Sofía Vergara y su expareja, Nick Loeb, están enfrascados en un conflicto judicial por la custodia de los embriones de la actriz. Loeb ya demandó en Luisiana a la protagonista de Modern Family y ahora ha interpuesto una nueva demanda, acusándola de violar su derecho de libertad de expresión.

Las demandas iniciaron en 2014 con el fin de obtener una orden judicial para poder obtener la custodia de los embriones que los dos habían creado en el Centro Reproductivo de ART en Beverly Hills. Esa demanda fue retirada en diciembre pasado después de que un juez ordenara a Loeb revelar la identidad de dos ex novias que habían abortado. Loeb retiró la demanda para proteger la privacidad de sus ex novias.

Luego vino la demanda en Luisiana en donde Loeb estableció un fideicomiso para los dos preembriones, a los que llama "Emma" e "Isabella", y demandó a la estrella argumentando que la actriz ha negado a los embriones su derecho a heredar  al no estárseles permitiendo nacer, pidiendo que se ordenara que los embriones le fueran entregados para que puedan ser implantados en una madre subrogada y así puedan nacer.

Vergara reaccionó demandando a Loeb en California, alegando que su ex novio violó el contrato que habían celebrado, cometiendo un fraude promisorio, además de señalarlo por llevar a cabo una persecución maliciosa. De acuerdo a la demanda, "los términos del contrato expresamente estipulan que ninguna de las partes puede utilizar los preembriones creados a partir del procedimiento IVF sin el consentimiento explícito y por escrito de la otra parte".

Loeb ha respondido argumentando que se trata de una demanda frívola que viola su derecho a la libertad de expresión

Según el escrito de contestación, “la demanda interpuesta por Loeb para defender sus derechos constituye una forma de discurso expresado a través del procedimiento y Vergara no puede demostrar una ‘posibilidad razonable’ de que tendrá éxito en cualquiera de sus reclamos”.

Parte del argumento es que el acto de establecer un fideicomiso en beneficio de los embriones es una actividad protegida y que no importa que Loeb no esté directamente demandando a Vergara, lo importante es que el caso está relacionado con esa actividad.

Además, se afirma que el contrato celebrado entre Vergara y Loeb para la conservación de los embriones es un formulario de consentimiento y sólo beneficia al Centro ART, por lo que no debe ser considerado como un contrato vinculante entre Loeb y Vergara. También sostiene que el contrato no es válido debido a que no refleja ningún acuerdo entre Loeb y Vergara y sus términos son inciertos porque dispone sobre el destino de los embriones a la muerte de una de las partes, pero no así en caso de que la relación termine, como es el caso.

Otro argumento por el que se pide que no se tome en consideración la demanda de Vergara es que ella está obligada a presentar una reconvención en Luisiana si desea hacer valer sus afirmaciones en los tribunales y que la actriz no puede demostrar que Loeb tenía la intención de defraudarla.

Una audiencia está programada para el 11 de mayo.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen variety.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin