Jueves  31/ julio/ 2014  10:19am

En el estado de Utah, Estados Unidos, la Unión Americana de Libertades Civiles, ACLU por sus siglas en inglés, demandó al distrito escolar por haber retirado un libro para niños sobre una familia con dos madres, titulado In Our Mothers House, de Patricia Polacco.

 

El distrito escolar tomó la decisión de retirar el libro de las estanterías de las bibliotecas después de que algunos padres se quejaron del contenido del libro y basaron su decisión en que el mencionado libro viola las leyes de Utah en materia de educación sexual al promover la homosexualidad.

 

Desde el punto de vista de algunos padres el libro no explica lo que es una familia con dos madres, sino que promueve este tipo de familias al describir una casa muy divertida, con disfraces y fiestas y criando hijos que crecen para ser muy exitosos. Otros padres opinaron que el libro hace normal un estilo de vida con el que no están de acuerdo y que promueve la homosexualidad al hacer sentir al lector que la vida en una familia con padres homosexuales es maravillosa y carente de problemas.

 

El distrito escolar, considerando estas opiniones, estuvo de acuerdo con estos padres y partió de la base de que el libro promueve la homosexualidad, opinión contraria a la de la autora quien explica que escribió el libro después de ver que a una niña le negaron en su escuela el derecho de leer su ensayo sobre su familia por no tratarse de una familia “normal”, por lo que a su juicio no promueve sino que explica que hay otro tipo de familias.

 

Los niños que ahora quieren leer este libro deben llevar un permiso escrito de sus padres que deben entregar al bibliotecario quien debe revisar el permiso, sellarlo, buscar el libro y entregarlo al solicitante.

 

La ACLU dice que la prohibición del libro y el trámite impuesto para leer el libro es violatorio de la primera enmienda porque esta disposición no permite que el gobierno establezca requisitos desiguales para obtener acceso a cierto tipo de libros basados en puntos de vista personales.

 

Por ello, en la demanda, interpuesta a nombre de una madre, piden que se obligue al distrito escolar a regresar a las estanterías el libro infantil y que se les prohíba que en el futuro retiren o restrinjan el acceso de libros en materia de homosexualidad y piden el pago compensatorio de un dólar por la violación del derecho constitucional de la demandante así como el pago de los costos judiciales.

 

Patricia Polacco, autora del libro infantil en discordia, explica el fondo de la demanda: “Creo en el derecho de los padres de decidir los que sus hijos leen, viven o experimentan. Pero se viola la primera enmienda cuando unos padres actúan para asegurarse que ningún hijo de alguien más lea un libro al que se oponen”.

 

A final del día, demandas como ésta defienden la libertad, no solo de los homosexuales o de los discapacitados o de las mujeres o de los niños, sino de todos los seres humanos de tomar sus propias decisiones sin que su forma de ser, vivir y pensar les sea impuesta por lo que unos cuantos opinan que debe ser.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Otras Noticias

Suscripción al Boletin

Contribuye con miabogadoenlinea.net
Contribución
¡Gracias!