Sábado  18 de noviembre  de 2017  8:06 am
Logo de la PGR

La remoción de Santiago Nieto Castillo como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales por parte del Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, Alberto Elías Beltrán, en suplencia del Procurador General de la República, se ha convertido en un galimatías jurídico muy interesante.

Conforme al artículo 137 Reglamento de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, durante las ausencias del procurador, el despacho y resolución de los asuntos estarán a cargo, en el siguiente orden, de los subprocuradores Jurídico y de Asuntos Internacionales; de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo; Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada; Especializado en Investigación de Delitos Federales, y de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad.

Hasta aquí vamos bien, Elías Beltrán podría suplir al procurador, pero el artículo 18 de la Ley Orgánica señala en su penúltimo párrafo establece que “Los subprocuradores, para suplir al Procurador General de la República, … deberán cumplir con los mismos requisitos que para éste se establecen en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, salvo la ratificación del Senado de la República”.

Y aquí es donde empiezan los problemas.

El artículo 102 que se refiere a la PGR fue reformado el 10 de febrero de 2014 para crear la Fiscalía General de la República, pero esas disposiciones entrarán en vigor cuando el Congreso de la Unión emita la declaratoria expresa de entrada en vigor de la autonomía constitucional de la Fiscalía, de conformidad con lo establecido en el Artículo Décimo Sexto Transitorio del Decreto.

Por lo tanto, siguen siendo aplicables las disposiciones anteriores a esa fecha. El artículo 102, inciso A establece que “El Ministerio Público de la Federación estará presidido por un Procurador General de la República… Para ser Procurador se requiere… contar, con antigüedad mínima de diez años, con título profesional de licenciado en derecho…”.

Ahora bien, Elías Beltrán cuenta con cédula profesional a partir de 2011. Así, para algunos, no reúne los requisitos ya que suponen que no tiene la antigüedad mínima de diez años a que se refiere la Constitución.

Pero aquí hay una diferencia. La Constitución habla de “… antigüedad mínima de diez años, con título profesional…” no de cédula profesional o ejercicio profesional.

La Ley Reglamentaria del Artículo 5o. Constitucional, relativo al ejercicio de las profesiones en el Distrito Federal, conocida como la Ley de Profesiones, señala que “Título profesional es el documento expedido por instituciones del Estado o descentralizadas, y por instituciones particulares que tenga reconocimiento de validez oficial de estudios, a favor de la persona que haya concluido los estudios correspondientes o demostrado tener los conocimientos necesarios de conformidad con esta Ley y otras disposiciones aplicables”

Y a Elías Beltrán la Escuela Libre de Derecho le concedió ese título el 28 de abril de 1999.

La diferencia con los requisitos para ser subprocurador es que el artículo 18 de la Ley Orgánica establece que para ejercer ese cargo es necesario “Contar con título profesional de licenciado en derecho, con ejercicio profesional de cinco años”.

Ahora bien, la citada Ley de Profesiones, define al “ejercicio profesional” en su artículo 24, como “… la realización habitual a título oneroso o gratuito de todo acto o la prestación de cualquier servicio propio de cada profesión”.

Asimismo, el artículo 25 establece que, para ejercer una profesión en el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, se requiere: “I. Estar en pleno goce y ejercicio de los derechos civiles; II.- Poseer título legalmente expedido y debidamente registrado, y III.- Obtener de la Dirección General de Profesiones patente de ejercicio”.

Esa “patente de ejercicio” es lo que conocemos como la cédula profesional. Así, el artículo 3 de la Ley de Profesiones se refiere a ella al establecer que “Toda persona a quien legalmente se le haya expedido título profesional o grado académico equivalente, podrá obtener cédula de ejercicio con efectos de patente…”.

Más claramente lo hace el artículo 19 al decir que “El profesionista, en todo tiempo puede obtener el registro de su título, el trámite y la obtención de su cédula o Patente de Ejercicio, por sí o por medio del Colegio respectivo”.

Conforme a estas disposiciones, Elías Beltrán, lleva en el ejercicio profesional seis años, pero cuenta con una antigüedad de 18 años con título profesional de licenciado en derecho, por lo que cumple con los requisitos para ser subprocurador y suplir al procurador.

Pero si algún legislador o el propio Santiago Nieto consideran que no es así, deberán hacerlo valer ante los tribunales.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin