Miércoles  22 de noviembre  de 2017  10:45 am
Taza de café y periódico

En México el clamor general ha sido durante muchos años hacia el fortalecimiento del Estado de Derecho, del federalismo y de la división de poderes para acabar con el largo paternalismo y absolutismo del sistema presidencialista que nos ha acompañado especialmente después de la Revolución.

Y mientras en el ex Distrito Federal, hoy Ciudad de México, esta lucha de años les ha logrado un nuevo estatus jurídico con una mayor independencia, en Veracruz, por politiquería barata, se está pidiendo a Tata Quique que intervenga y deponga al gobernador.

¿Qué pasó México? ¿Qué es lo que queremos? ¿Estado de Derecho y respeto al orden jurídico o cacicazgo? ¿Centralismo o fortalecimiento de la autonomía estatal? ¿Democracia o intervencionismo?

Mientras los políticos claman todos los días en cualquier medio posible que el “Señor Presidente” escuche sus ruegos e intervenga, mientras los del otro bando defienden al “Señor Gobernador”, los ciudadanos, que no tenemos nada que ganar y mucho que perder en estas rencillas personales, estamos en medio, muchos, lamentablemente, tomando partido por unos u otros como si de verdad ganaran algo, lo mismo que suponen los hinchas de la Selección Mexicana de fútbol que a final del partido solo se quedan con un mal sabor de boca cuando pierden o con sabor de cerveza cuando ganan.

Triste panorama en el hermoso estado de Veracruz, donde lo importante deberían ser las barriguitas de los niños que se quedan vacías, las manos callosas de los jornaleros que a duras penas encuentran qué comer, las mentes de los niños y jóvenes ávidas de conocimientos que se quedan medio vacías por falta de educación de calidad, las ganas de miles de veracruzanos de trabajar y la falta de oportunidades. Cuando pregunté a uno de los pocos analistas políticos que quedan en este país (no opinólogo, de esos hay muchos) cuál era su perspectiva sobre Veracruz en los siguientes dos años me dijo que un ambiente de venganza. No se está equivocando.

Solo espero que en este clima de venganza no nos dejemos arrastrar de tal forma que entre arengas terminemos por comprometer el sistema legal para dejar el camino abierto a una autocracia. No nos vaya a pasar como en Star Wars cuando, como dijo la senadora Amidala, en medio de un estruendoso aplauso dejaron morir la libertad.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin