Miércoles  23/ abril/ 2014  8:36:am

Articles

Category: El Derecho y la Actualidad

El Congreso del Perú discutirá en breve una iniciativa llamada Ley del Negacionismo que pretende sancionar con hasta doce años de prisión a quien públicamente “apruebe, justifique, niegue o minimice los delitos cometidos por integrantes de organizaciones terroristas”.

 

La iniciativa fue presentada el pasado 20 de agosto por el presidente del Consejo de Ministros quien la presentó como una lucha contra el terrorismo y la defensa del sistema democrático.

 

La iniciativa surgió a partir del impulso que obtuvo el movimiento conocido por las siglas MOVADEF, Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales, que pide la amnistía para todos los presos terroristas incluido Abimael Guzmán, líder del grupo Sendero Luminoso.

 

Pese a las intenciones de esta iniciativa, recibió numerosas críticas razón por la cual las comisiones de Justicia y Constitución del Congreso hicieron numerosas modificaciones pese a lo cual sigue siendo señalada por el Instituto de Prensa y Sociedad de Perú como una ley que pone en peligro la libertad de expresión

 

En este sentido los opositores a la ley sostienen que la misma podría ser usada contra periodistas, investigadores, dirigentes y personas que discrepen con una sentencia judicial dictada en caso de terrorismo, lo que afecta la libertad de prensa y de expresión.

 

Añaden que la Ley del Negacionismo es totalmente innecesaria pues ya existen disposiciones en el Código Penal y en la Ley Antiterrorista que se aplican en contra de actos calificados de terrorismo y que incluye la incitación para cometer actos terroristas. A juicio del asesor legal del Instituto de Prensa y Sociedad, una nueva ley en la materia infringiría el principio de legalidad penal al inducir a confusión en el sistema judicial respecto de la ley a aplicar en cada caso concreto.

 

Existe otra ley, aprobada por el Congreso en diciembre del año pasado, por la cual el personal docente y administrativo de instituciones educativas públicas y privadas, vinculados en los delitos de apología del terrorismo y violencia sexual, son separados del cargo a fin de evitar que propaguen la ideología de los grupos terroristas.

 

 

Más información La República

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Suscripción al Boletin