Jueves  24/ abril/ 2014  6:06:pm

Articles

Category: El Derecho y el Entretenimiento

La casa de subastas de Sotheby’s fue demandada ante el Alto Tribunal de Londres por Lancelot William Thwaytes, quien argumenta que la subastadora no investigó apropiadamente una obra que era de su propiedad por lo que perdió dinero al momento de la venta.

 

La obra en cuestión se llama Los Jugadores de Cartas y se le atribuye al pintor barroco italiano Caravaggio. Sin embargo cuando en 2006 Sotheby’s evaluó la obra para ponerla en venta declaró que se trataba de una obra tardía de algún seguidor de Caravaggio y fijó el precio inicial en 42,000 libras esterlinas.

 

La obra fue adquirida por Denis Mahon en 2006, intelectual y coleccionista, quien posteriormente identificó la obra como original de Caravaggio y habiendo obtenido una licencia de exportación, vendió la pieza en un precio estimado de 10 millones de libras esterlinas.

 

La familia de Lancelot Thwaytes había estado en posesión de la pintura desde 1962 y en su demanda pide que se le pague, con intereses incluidos, la diferencia del precio en que se vendió la obra y el precio que en 2006 hubiera tenido de haber sido identificada y vendida como un auténtico Caravaggio.

 

Sobre la demanda Sotheby’s emitió un comunicado de prensa en donde explica que la obra fue evaluada en su momento por varios expertos en la obra del maestro italiano, incluyendo a Helen Langdon, experta en arte italiano barroco y biógrafa de Caravaggio, y Richard Spear, experto en la obra de Caravaggio. En ese comunicado señala además que el catálogo en donde se publicó la venta de la obra en cuestión se envió a curadores y expertos de arte en todo el mundo y que de haber sido identificada como original por alguno de ellos, el precio de venta hubiera sido considerablemente mayor.

 

Para vender la obra como original, Denis Mahon obtuvo también opinión de varios expertos entre ellos dos expertos en la obra del pintor barroco italiano, Mina Gregori y Maurizio Marini, así como de Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos.

 

Denis Mahon falleció en 2011 y en su testamento legó 58 piezas de su colección valuadas en 100 millones de libras esterlinas a varias galerías británicas. El mismo era experto en Caravaggio y en por lo menos dos ocasiones atribuyó al maestro italiano la autoría de controvertidas obras.

 

 

Más información The Art Newspaper

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Suscripción al Boletin